Últimos temas
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón - Elite]
Mar Nov 08, 2016 10:32 pm por Invitado

» |Misión alternativa| "Incy Wincy araña..." [0/3 cupos]
Vie Ago 26, 2016 2:35 am por Gran Águila

» Miente sobre el usuario de arriba
Miér Ago 24, 2016 7:53 pm por Dabka

» Contemos hasta 100
Miér Ago 24, 2016 7:31 pm por Dabka

» Ekaterina Niurka/Sombra Sienciosa ID [en proceso]
Miér Ago 24, 2016 7:18 pm por Gran Águila

» El destino me condujo hasta ustedes...
Miér Ago 24, 2016 7:15 pm por Gran Águila

» | Taller Oficial de Avatares y Firmas |
Mar Ago 02, 2016 3:49 am por Gran Águila

» Nueva aqui nwn
Mar Ago 02, 2016 2:22 am por Gran Águila

» He arrivado a tierras extrañas
Lun Jul 11, 2016 11:50 pm por Gran Águila

afiliados Hermanos
Directorio
Afiliados Elite 13 de 45
Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Demás Créditos del Foro. » La trama, personajes y contenido intelectual literiario del foro es propiedad del mismo. Está absolutamente prohibida la reproducción de cualquiera de dichos puntos fuera de Feral Evolution.

Dabka |ID| Corazón Ígneo (Under Construction)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dabka |ID| Corazón Ígneo (Under Construction)

Mensaje por Dabka el Sáb Jun 25, 2016 9:10 pm


Dabka | Corazón Ígneo
¿Quieres conocerme más?

Inventario
Pon el link a tu inventario aquí.

Estadisticas
• Vida – 125/125  


• Ataque – 6

• Defensa – 7

• Resistencia – 5

• Agilidad – 6

• Velocidad - 9

Otros Datos


Relativos

- ♀ Orquídea Ígnea \/ Relai | Madre | Canis | Krigare | Dhole de fuerte pelaje anaranjado, prácticamente rojizo. Ojos ambarinos. | NPC | Espíritu

- ♂ Obsidian \/ Boro | Padre | Canis | Krigar | Exótico Dhole Gris de ojos azulados. | NPC | Vivo

- ♀ Amanecer \/ Reeka | Hermana | Canis | Krigare | Dhole común, con un pelaje que presenta mayor presencia de blanco que anaranjado. Ojos ambarinos | NPC | Viva

- ♂ Gélido \/ Barafe | Hermano | Kodanik | Dhole Gris de ojos ambarinos | NPC | Vivo

- ♂ Roble Carmesí \/ Arenai | Hermano | Odayr | Dhole común de pelaje anaranjado y blanco, con un rabo completamente negro. Ojos aguamarina. | NPC | Estado desconocido

Extras

• Adora de corretear por las llanuras en la noche, particularmente cerca del territorio Felidae, antes de regresar al campamento principal para finalizar su jornada.

• Su presa favorita es la liebre, únicamente por el desafío al momento de la caza gracias a la persecución.

• Voz: Cara Theobold - Tracer - Overwatch

---
"¡Te dije que no probaras ese poste de luz en pleno Invierno!"

"¡Espíritus, por favor! ¡Dénme un vestido para que pueda realizar la danza de la lluvia!"
Canis
Dhole Oriental
Cuatro Nevadas, Un Ciclo
Sarge
Físico
Dabka es simple y llanamente el ejemplo típico de una joven adulta Dhole, Cuón, o mejor conocida Perra Asiática Salvaje. Posee un radiante y suave pelaje mediano, el cual se vuelve exuberante durante la Estación Silenciosa. El mismo es de un color anaranjado en el lomo y blanco de gran contraste rodeando la mandíbula inferior, unida al cuello, cruz, estómago, extremo de patas e inicio del rabo; el negro azabache da un toque final extendiéndose de la nariz hacia mitad del puente como la cola completamente (a excepción del punto claro anteriormente resaltado). Es una can mediana, de aproximadamente 50 centímetros hasta la cruz, 90 de longitud y pesando alrededor de 14 kilogramos.

A simple vista, su apariencia general suele causar confusión de sus congéneres, especialmente tratándose de los vulpinos. La diferencia única que posee con sus padres se presenta en la forma del frente. El de los adultos, el hueso frontal es convexo, cuando el suyo se define delicadamente en cóncavo, al igual que un hocico fino y alargado, acentuando su parecido con los zorros.

Posee un cráneo amplio, orejas redondeadas de interior blanquecino y pelaje abundante. Como los miembros de su especie, su mordida es poco potente, aunque no por ello menos peligrosa. De caninos curvos, está puntualizado para desgarrar, algo que Dabka utiliza al momento de la batalla o cacería. Es rápida y con músculos traseros potentes, tórax proporcional y una cola abultada, de casi la mitad de su longitud total, lo cual constituye a un can destinado a la agilidad. Sumado a la actitud energética de esta Dhobe, una vez que inicia carrera, es casi imposible pararla, a pesar que prefiere mantener velocidades medias para no agotarse antes de tiempo. Cuando no marcha a máxima velocidad, su trote se transforma en una danza elegante (la cual ella disfruta de exagerar)


Personalidad
¿Deseas comenzar una conversación y abandonar a los cinco minutos? ¿O tal vez enredarte en una prueba de resistencia y quedar en ridículo? ¿O tal vez vuelves de un agotado día por el territorio, para encontrarte con alguien que te suba los ánimos? ¡Pues no busques más!

Desde un principio, Dabka fue la más enérgica de todos sus hermanos, y en los tiempos consiguientes, la de toda su familia. Correteando de aquí para allá, esta Dhole piensa que es un ave, hasta que recuerda que tiene cuatro patas pegadas al suelo. Peca de infantil y tal vez algo engreída, pero posee un corazón radiante y gentil, sumamente leal a los suyos y a sus seres queridos. Altamente sociable como cualquier Dhole, sufre en soledad, por lo que sería capaz de buscar conversación en cualquier animal con tal de mantenerse activa.

Historia
¿Uh?...¡oh! ¡Hola! ¿Has perdido algo pequeño?...¿No? —se sienta, observando curiosa, cabeza ladeada— ¿Buscándome a mi? ¡Claro! ¿En qué puedo servirte?

...¿Mi historia? Hmm...No es una del todo feliz, pero si de algo te sirve...Toma, un poco de comida para pasar el rato.

Veamos...Estación Silenciosa...Nevada Ochenta y Dos. Aún recuerdo el frío que calaba los huesos tras mis primeros pasos temblorosos en Canis.


Mis padres, Orquídea Negra y Obsidian, dos reconocidos Krigrars y Sargs de la Gran Manada, no podrían haber estado más orgullosos de nosotros, considerando que fuimos la única camada que sobrevivió tras los primeros siete amaneceres. En ese entonces no entendía el por qué, pero luego uno de los Shers me explicó que tenía algo que ver con la condición física de Orquídea...Es increíble pensar que un animal pase por tanto sufrimiento, de ver a tus pequeños morir una y otra vez hasta que finalmente, con tus últimas Nevadas, puedes ver corretear cuatro bolas de pelo sin temor a que dejen de respirar de un momento a otro.

¡Pero bien! Como tal vez sabrás, fuimos cuatro. Solo uno de los nuestros tomó la apariencia inmediata de nuestro padre, Gélido. Heh...Aún sigue siendo el galán del cuarte---del trío, con esa personalidad pedante y altanera, a pesar que llevó a desplegar sus alas por cuenta propia. Con ésto te doy la idea de que dos de los pequeños eramos revoltosos y ruidosos. Gélido y yo solíamos meternos en toda clase de líos, con Amanecer y...Roble persiguiéndonos por detrás, mordisqueándonos las colas para volver junto a nuestra madre y dejar de meternos entre las patas de los guerreros. A pesar de todo, nuestra infancia fue sencilla.

Es solo cuando tocamos nuestra primer Nevada y nos convertimos en Uzens que todo se vino cuesta abajo. ¿Conoces el dicho? ¿El que cita "Ten cuidado con los más callados pues son los más peligrosos"? Amanecer y Roble así eran, en lo que nosotros jugábamos, siempre se sentaban en la retaguardia, observando y mascullando entre ellos tácticas de vaya-uno-a-saber-qué. Es por ello cuando me eligieron como Sarg Uzen, el segundo mostró lo que había detrás de su máscara. Recuerdo que todo el mundo me felicitó, excepto por Roble...me gruñó, vociferando que jamás sería lo suficientemente responsable e inteligente para llevar el puesto, para luego darme la espalda y marcharse por donde vino. Quedamos pasmados, y no entendí el por qué de su furia. Si bien ser Sarg es un primer paso hacia el liderazgo, yo jamás querría el puesto de Dux, a menos que la vida de todos en la manada dependiera de ello. No me interesa. Prefiero servir y tener mi propio espacio. Mas Roble no veía eso. Ante sus ojos, su hermana revoltosa e inútil se convertiría en "su jefe", a pesar que repetí lo anterior una y otra vez. Nuestros padres no se atrevían a entrometerse, puesto que, según palabras de Obsidian, debemos aprender a defendernos en la vida sin importar de dónde venga el peligro.

No le dí demasiada importancia, ya que sabía lo explosivo que podía ser mi hermano cuando estaba irritado. Mi error...Si lo hubiese detenido ese amanecer, tal vez hoy...

— Hoy...

Sacude la cabeza, deslizando un gimoteo vagabundo, para luego concentrarse y volver al relato como si nada hubiese pasado.

Fue durante nuestra segunda Nevada, Estación de Hoja Danzante. Me encontraba de patrulla junto a mi mentor, Manto Taciturno, un lobo blanco con una única mancha sobre sus orejas...bastante bonito...Nos tocaba recorrer el sector Norte, muy cerca del límite con esas enormes bolas de pelo úrsidas. Quedamos en separarnos para cubrir más terreno. Obviamente que acepté con alegría, pues significaba que volveríamos al campamento más temprano de lo habitual.

Nunca hubiese imaginado lo que seguiría. El horizonte marcaba una premonición, al teñirse las montañas de un color carmesí mientras bajaba el astro sol. Agotada pero aún así alegre, me dispuse a descansar, recostándome a orillas del río que dividía la frontera, bebiendo de aquél frío y dulce néctar mineral.

Un aullido. Una fuerte punzada sobre mi nuca y todo se volvió oscuro.

[...]

No sé exactamente qué ocurrió, pero lo próximo que me entero es que abrir los ojos no era suficiente para ver. Me asusté. Intenté incorporarme mas no lo lograba. Suspirando nerviosa, juntando mis pensamientos para no enloquecer, dejé que mi nariz me guiara. Hierbas medicinales...¿mi madre en la cercanía además de...¡Sangre!? No me importaba ya. Quise levantarme. No supe cómo, pues mis patas no respondían, pero al final de la jornada, pude arrastrarme hasta ella. Lo que más me desesperaba era el hecho de que no sentía los latidos de su corazón.

Antes de poder posar mi hocico por su pelaje, un par de patas me sostienen con fuerza. Lucho, dando todo de mi, gruñendo y mostrando mis afilados colmillos

— Madre...¡Déjenme ir! ¡Madre, diles que me dejen! ¡MADRE!— aullé a fuerza de pulmón. Ninguna respuesta llegó a mí entonces, y nunca más lo haría.

— Mi niña... —la voz de mi padre. El tono utilizado me heló la sangre. No necesitó decir más. Me derrumbé sobre sus patas y solté aullidos y gimoteos.


Parte de mi corazón entró en silencio ese día. Lloramos en silencio a nuestra madre

 


avatar
Ver perfil de usuario
Mensajes :
3

Fecha de inscripción :
25/06/2016

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.